Irrigadores orales para dientes y encías saludables

Irrigadores orales o dentales

Los irrigadores orales o dentales se desarrollaron  como una alternativa al uso de hilo dental. Estos aparatos utilizan un chorro de agua presurizada y pulsante para limpiar entre los dientes y debajo de la línea de las encías. Como resultado, se eliminan las bacterias dañinas más profundas que de otro modo no podrían alcanzarse a través del cepillado o el uso de hilo dental.

Agregar un irrigador oral a tu rutina de limpieza dental puede ser de gran ayuda en la lucha contra la enfermedad de las encías . Y es que estos aparatos nos proporcionan una serie  de beneficios:

  • Reducen la cantidad de bacterias que aumentan el riesgo de desarrollar enfermedad de las encías.
  • Quitan más de la placa que el cepillado solo, especialmente cuando se usa junto con el cepillado y el uso de hilo dental.
  • Ayudan a controlar la gingivitis, particularmente en aquellos que no usan hilo dental con regularidad.
  • Reducen la incidencia de sangrado de las encías.
  • Mejoran el mal aliento.Irrigadores orales para dientes y encías saludables

Aunque los irrigadores dentales fueron diseñados para reemplazar el uso de hilo dental, los dentistas recomendamos que el uso del hilo dental sea parte de la rutina diaria de cuidado oral, ya que es más eficaz para eliminar la placa.

A menudo se recomienda para personas que no pueden tolerar el uso del hilo dental. Las encías sensibles, los aparatos de ortodoncia, la diabetes, los implantes dentales  son algunas razones por las cuales la irrigación oral es una alternativa eficaz al uso del hilo dental. Para las personas con encías sensibles, el uso del hilo dental puede resultar muy irritante. Las personas con aparatos de ortodoncia también son buenos candidatos para usar un sistema de irrigación oral debido a la dificultad que tienen para usar el hilo dental alrededor de estos.

Las personas que se someten a implantes dentales deben ser especialmente cuidadosas con la limpieza oral y pueden beneficiarse del uso de irrigadores orales también. El fracaso del implante es un riesgo si la acumulación de placa aumenta hasta el punto de que inflama el tejido de las encías circundantes. La irrigación oral ayuda a reducir la cantidad total de placa, la aparición de gingivitis y la incidencia de sangrado de las encías.

Para aquellos que son reacios a usar hilo dental o que tienen dificultades para hacerlo regularmente, invertir en un irrigador dental es una buena opción.

Si quieres saber más de los irrigadores dentales acércate a nuestra Clínica Dental Aníbal González e Hijos y te asesoraremos.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.