Sensibilidad dental

¿Sufres sensibilidad dental?

¿Sabías que casi el 50% de la población sufre de algún nivel de sensibilidad dental ? La sensibilidad de los dientes puede variar desde ser algo simplemente molesto hasta causar un dolor extremo.

¿Experimentas algo de dolor en los dientes cuando consumes alimentos o bebidas calientes, frías, dulces o ácidas? ¿Están tus dientes sensibles cuando  ejerces presión sobre ellos? Si es así, puede estar experimentando algún tipo de sensibilidad dental.

¿Por qué tengo sensibilidad dental?

Desafortunadamente, tener dientes sensibles puede ser un síntoma de un problema dental que necesita ser tratado. El tratamiento para dientes sensibles variará dependiendo de cuál sea la causa.

Las causas de los dientes sensibles son variadas y pueden incluir  traumas y/o enfermedades. La mejor manera de encontrar alivio para sus dientes sensibles es determinar qué lo está causando.

A continuación se presentan cinco de las causas más comunes de dientes sensibles:

  • Traumatismo dental (lesión): si tus dientes han sufrido una lesión como un golpe, una grieta o una fractura, puede provocar que  se vuelvan sensibles. Una vez que su lesión se cure, la sensibilidad debe disminuir.
  • Mordida desigual: si tus dientes no están correctamente alineados  pueden causar sensibilidad dental. Es posible que tus dientes no estén alineados correctamente por pérdida de dientes, disminución de densidad ósea o por chuparse el dedo en el caso de los niños. Por lo tanto si se realiza un ajuste de mordida, cesará la sensibilidad dental.
  • Caries dental: si tienes  caries, experimentarás sensibilidad al consumir algo caliente o frío, o algo que contenga mucho azúcar. Esta sensibilidad proviene de gérmenes y bacterias que llegan a los nervios de tus dientes. Una vez que recibas el tratamiento oportuno para deshacerte de la caries la sensibilidad debería disminuir.
  • Infección dental: si tienes algún tipo de infección en los dientes, puedes experimentar cierta sensibilidad. Una vez que la infección haya desaparecido, tu sensibilidad desaparecerá. Si no se elimina la infección, puede causar una sensibilidad extrema y problemas de salud graves.
  • Sensibilidad en la dentina: el esmalte dental es la barrera protectora de los dientes. Si el esmalte se ha desgastado la dentina queda expuesta, lo que  puede causar decoloración en los dientes y sensibilidad.

Hay varios factores que pueden desencadenar la sensibilidad en la dentina como:

1.Técnica y herramientas de cepillado: ¿cepillas más fuerte pensando que limpiarás mejor tus dientes? No lo hagas. Si te cepillas con demasiada fuerza, puedes desgastar el esmalte. Además, debes tener cuidado con el tipo de cepillo que utilizas ya que si tiene cerdas demasiado duras puede dañar el esmalte.

2.Alimentos que contienen ácido: si comes alimentos que contienen mucho ácido como son los encurtidos, el té, los tomates o los cítricos, puede causar que el ácido erosione el esmalte.

3.Recesión de las encías: el retroceso de las encías deja expuestas partes de los dientes que antes estaban cubiertas. Si notas que tus dientes parecen más largos, puedes estar experimentando esto.

4.Malos hábitos de higiene bucal: si no te cepillas, no usas hilo dental, no utilizas el enjuague bucal y realizas pocas visitas al dentista, puedes ser más susceptible a la formación de caries, placa y sensibilidad dental.

5.Bruxismo: el bruxismo es hacer rechinar los dientes unos con otros, y normalmente sucede mientras dormimos. Si experimentas dolor cuando te despiertas es posible que estés rechinando los dientes y por lo tanto desgastando físicamente el esmalte de los dientes.

 

Si crees que puedes estar sufriendo de sensibilidad dental puedes ponerte en contacto o visitarnos en Clínica Dental Aníbal González e Hijos, más de 75 años cuidando de tu salud bucal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *